martes, 24 de julio de 2012

Vamos juntos a salvar el Ártico.

www.greenpeace.org/mexico
Vamos juntos a salvar el Ártico.
Blogpost por Sir Paul McCartney - 23 julio, 2012




1968. Aquel fue un infierno de año. Las personas estaban en las calles, la revolución estaba en el aire, nosotros lanzamos The White Album (El Álbum Blanco), y tal vez la fotografía más influyente de todos los tiempos  fue tomada por un astronauta llamado William Anders.
Era la víspera de Navidad. Anders y el comandante de la misión, Frank Borman, acababan de convertirse en  los únicos seres vivos desde el principio de los tiempos en orbitar la luna. Después, a través de la pequeña ventana de su nave espacial, Apolo 8, sus ojos se posaron en algo que nadie había visto antes, algo familiar pero también alienígeno, algo tan imponente en su belleza y fragilidad. “Oh por Dios” Borman lloró “¡mira ese panorama de ahí! Aquí está la Tierra. Wow, es bonito.”
“¿Tienes un carrete a color, Jim?” soltó Anders. “Pásame rápido ese rollo de color, podrías…”. Por un minuto más o menos, dos humanos dentro de una lata alrededor de 400,000 km lejos de casa, peleaban furiosos para arreglar un rollo de Kodak dentro de su cámara de fotos. Después Anders la levantó a la ventana y presionó el obturador  y capturó nuestro delicado planeta-hogar aumentado lentamente por encima del horizonte de la Luna. “Earthrise” Esa sola imagen causó tanto impacto en la psicología humana, que se le acredita la chispa del nacimiento del movimiento ambientalista mundial-  cambiando de la misma manera el cómo nuestra concepción sobre nosotros mismos.
Eso fue hace más de 40 años, en un abrir y cerrar de ojos en el gran alcance del tiempo, pero algo extraordinario ha sucedido desde entonces. En los últimos 800,000 años, el océano Ártico ha sido cubierto por una capa de hielo del tamaño de un continente. Pero desde que se tomó esa foto,  a través de las décadas, los satélites han estado midiendo  un continuo derretimiento de esa capa blanca. Mucho de ella se ha ido, y parece probable que habrá aguas abiertas en el Polo Norte en el tiempo de vida de mis hijos. Incluso yo podría ver ese momento.
Piensa en esto. Desde que la Earthrise fue tomada hemos estado muy ocupados quemando nuestro mundo, mismo  que ahora luce radicalmente diferente desde el espacio. Entre la excavación de los combustibles fósiles y la quema de nuestros antiguos bosques, hemos puesto tanto carbón en la atmósfera,  que los astronautas de hoy están viendo un planeta diferente. Y aquí hay algo que me desconcierta. A medida que el hielo se derrite, el gigante de aceite se está moviendo. En lugar de ver el derretimiento como una advertencia grave para la humanidad, ellos están mirando el previo e inaccesible aceite bajo el lecho marino en lo alto del mundo. Ellos están explotando la  desaparición de hielo para perforar por el mismo aceite que en primer lugar causa el deshielo. Los combustibles fósiles han habitado todos los rincones de nuestra tierra, pero en algún momento y  en algún lugar tenemos que decir "no más". Yo creo que ese tiempo es ahora y ese lugar es el Ártico.
Es por eso que me uní a la campaña de Greenpeace para crear un santuario protegido legalmente alrededor del Polo Norte y la prohibición de perforación de aceite y la pesca industrial en aguas Árticas. Mi nombre será uno de por lo menos dos millones que Greenpeace esté llevando al Polo y plantándose en el fondo del mar, 4 kilómetros bajo el hielo.  Estamos juntos en esta lucha para asegurar el Ártico para toda la vida en la Tierra.
 En sólo un mes, más de un millón de nosotros ya  hemos firmado en  www.savethearctic.org, pero si tú no eres uno de nosotros, aún hay una oportunidad para que tu nombre sea plantado en el fondo del océano en lo alto del mundo.
Y si tú, como yo, te sientes irresistiblemente atraído por la impresionante vida silvestre en el Ártico, te gustará unirte al movimiento en línea para salvar el Ártico. Tu puedes escoger ser uno de cinco animales- ya sea un oso polar, un búho nival, un zorro del Ártico, una morsa o un narval. Una vez que te hayas unido a un clan animal, cazas nuevos apoyos para la campaña y luchas contra otros animales para adquirir más gente involucrada.  Es una especie de Earthrise, en donde tratamos de despertar al alba un nuevo movimiento de masas, que dibuja una línea en el hielo y le dice a los contaminantes “Ustedes no vendrán más”. Así que ahora voy a decidir que animal quiero ser.
Sí, lo has adivinado. Soy la morsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada